Blog

Piel Grasa

Piel Grasa

Hablemos sobre sus necesidades y diferencias con otras pieles

La piel grasa es una hipersecreción de nuestra amiga la glándula sebácea vamos a llamarla ¨María¨. Ella suele manifestarse de manera constante o a veces de forma transitoria.

María se pone en marcha a toda fuerza sobre todo en la pubertad, pero no hay que fiarse porque tiene mucha energía, porque está regulada por sus amigas las hormonas. Así que María puede seguir con esa vitalidad hasta la adultez por eso hay personas que a pesar de tener 50 años le puede aparecer lo que se conoce como acné hormonal.

María le encanta ubicarse en cara, cuero cabelludo (caspa), parte de la espalda, parte del torso. Este tipo de pieles presentan poros dilatados, comedones. Pero son pieles resistentes, gracias a que su estrato córneo (piel) es gruesa. Por lo tanto, son pocos frágiles y poco irritables ya que la emulsión (alimento) actúa como una barrera protegiendo a la piel de agresiones externas y modificaciones propias de la epidermis (piel).

Este tipo de pieles no se arrugan con facilidad, tienes una buena elasticidad con los cual si aparecen las arrugas son muy finas. Como las amigas de María (las hormonas) la estimulan y juntas trabajan con las glándulas sudoríparas (segregan sudor) mantienen una proporción de colesterol y otros lípidos hidrófilos que conforman esa protección extraordinaria que lleva nuestra piel. Imagínense todo el trabajo que hace nuestras glándulas para formar esta manta y nosotros vamos, la cargamos con un limpiador recargado con productos químicos o muy astringentes, luego nos preguntamos el porque nos manchamos la piel, el porqué de las arrugas o porque la piel se nos ve opaca pues ya lo tenéis una de las tantas cosas que hacemos mal por desconocimiento. No porque más espuma realice un limpiador va a ser mejor.

Ahora miremos la piel grasa en piel normal. Este tipo de piel se presenta entre los 15 a 20 años de edad, aquí afecta hasta la zona del cuello Este tipo de pieles es más común en raza oscura o pieles masculinas.

Cuando este tipo de pieles está desequilibrada aumenta mucho el trabajo de la pobre María, segregan más sebo de lo que tiene que hacer, modificando su composición. Se nota porque hay un exceso de brillo, opaco tirando a un color amarillento o grisáceo. Los orificios pilosebáceos (poros), se ven más grandes. Están dilatados que con una ligera presión suele salir filamento seborreico de color amarillento (pus).

 

La localización ya cambia se presentará en región frontal (frente), pómulos y sobre todo en mentón. Incluso afecta en las mujeres en las zonas del pecho.

Aquí las amigas de María (hormonas) que se llaman Andrógenos y estrógenos no están equilibradas y empeoran la estabilidad de María sintiéndose confundida y generando ya no solamente sebo sino también inflamación. Pero aquí no queda esto, vienen otras desequilibradas a estimular a la pobre María y estas son las Testosterona y la androstendiona. Estas 2 últimas amigas que se unen al juego actúan por la acción de otra enzima la 5 alfa reductasa, que convierte a la androstendiona para que produzca más sebo (pus).

Por eso es importante cuando se realice un tratamiento de acné o piel grasa hay que saber si no hay un desequilibrio en el sistema hormonal. Como veis no se trata solo de aplicar productos, comprarnos cualquier cosa que nos recomienden sin ningún conocimiento o seguir lo que vemos en las propagandas de televisión. Dentro de este problema de piel actúan también las hormonas.

Sin embargo, podemos hacer algunas recomendaciones que nos pueden ayudar a mejorar. Productos que nos ayuden a regular a María como por ejemplo zinc, complejo de vitamina B, kiwi, manzana, arcillas verdes, espirulina, etc. No uses jabones demasiado astringentes. No usar peeling con partículas de fricción. Por favor nunca de los nunca jamases te realices la dermoabrasión o punta de diamante. Porque ocasionamos más inflamación en la piel.

Luego la alimentación hay estudios que dicen que realmente no afecta, pero sí puede predisponer a que empeore este tipo de pieles. Recordar como siempre digo la piel se alimenta de nuestra sangre en la encargada de llevar los nutrientes, lo dejo bajo su criterio si me alimentos con salsas, como demasiado lácteos, quesos, chocolates o bollería industrializada que voy a esperar en mi piel. Se los dejo como una reflexión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *