Exposición Solar

Consecuencias de permanecer muchas horas al sol

Siempre leemos artículos que nos explican que conforme envejecemos  nuestro colágeno y elastina se dañan. Y sin más lo aceptamos y punto. Pero te has preguntado, ¿Porqué sucede esto en algunas personas y en otras ni siquiera se manifiesta?

Resulta curioso, pero en nuestra piel tenemos dos mejore amigos que son la MMP (produce grandes cantidades de matriz de metaloproteínas) y esto ¿qué?, ¿cómo se come?, luego os explico. El siguiente mejor amigo es TIMP (un inhibidor del tejido de la matriz de las MMP). Pues aquí el kit de la cuestión. En una piel sana las MMP tienen la función importante de degradar el colágeno y elastina que no es útil para nuestra piel y las TIMP se encargan de controlar que no se creen MMP más de lo normal.

Pero qué pasa cuando viene nuestra amiga cizañosa UVR y UVA (radiación ultravioleta) despotrica todo su veneno activando un complejo proteico denominado AP-1. Vamos es tan fuerte que origina que nuestra amiga MMP se vuelva nuestra enemiga y por fastidiarnos, empieza la guerra. ¡Sálvese quien pueda!, empieza a crecer la colagenasa y la elastasa de manera desorbitada, creando que nuestras fibras buenas de colágeno y elastina se descompongan, contribuyendo a una piel envejecida de manera más rápida.

Así que dejemos de culpar a nuestra genética, telomerasas y la mala suerte. El UVR si bien es cierto no las afecta directamente, pero lo hace de forma indirecta activando mecanismos que desordenan el equilibrio de estas dos amigas las MMP Y las TIMP.

Existen otros factores que influyen a su degradación como son trastornos linfáticos, medicación como diuréticos, antidepresivos, ansiolíticos inhiben la función de nuestras amigas. El estilo de vida, laboral, la nieve además del sol aumentará la cantidad de radicales libres, afecciones clínicas o si estamos en mal nutrición por causa de una alimentación inadecuada o patología.

El sol no es el enemigo tampoco, en su justa medida y tomando las precauciones es beneficiosos para la síntesis de vitamina D, además influye en nuestro estado de ánimo estimulando la serotonina y melatonina. Pero no es necesario sobre exponernos como lagartijas en la arena.

Si bien es cierto con los años los TIMP Y los MMP van reduciendo con el paso de los años, como consecuencia se va perdiendo este equilibrio, teniendo conocimiento de ello no aceleramos ese proceso.

Es recomendable que mantengamos una buena hidratación, alimentación equilibrada, no hacer usos de cosméticos que por su alta cantidad de sustancias químicas deshidraten nuestra piel o ataquen a nuestras células defensivas. Una buena suplementación rico en vitaminas y antioxidantes nos ayudarán a mantener el equilibrio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *